Es una propuesta en la cual padres e hijos descubren nuevas formas de vincularse en un espacio y un tiempo de encuentro, donde se hacen presentes diferentes estímulos que invitan a la magia del juego y a la sopresa.

Los niños realizarán sus primeros aprendizajes y relaciones sociales a través del juego, mientras que sus padres en este ambiente contenedor, encontrarán un marco de referencia para la crianza de sus hijos.

Taller de música, Taller de desarrollo integral y Masajes para bebés,  son algunas de las opciones de esta propuesta, las cuales están a cargo de profesionales especializados en el área.

más

En estos talleres nos proponemos:

Brindar un espacio de encuentro entre padres e hijos, donde puedan interactuar el uno con el otro, favoreciendo de este modo el vínculo temprano. Estimular un encuentro cálido y placentero entre ambos, donde puedan ofrecer y recibir una calidad de estímulos diferentes a los que nos «bombardean» diariamente, estímulos que nos van sumergiendo en la magia del juego y la sorpresa.

Apoyar y guiar a las madres en su rol materno, en la crianza de sus hijos. Los primeros años de vida de un hijo despiertan muchas incertidumbres, dudas, inseguridades. El contar con profesionales preparadas a escuchar y observar, más un grupo de madres que están atravesando por las mismas etapas con sus hijos, resulta ser una experiencia altamente positiva.

Estimular y desarrollar la inteligencia sensorio-motriz, característica de los primeros años de vida. A través del tacto, el olfato, la audición, los movimientos, saltos, y balanceos, el niño va recibiendo experiencias agradables que lo ayudan a crear una base sólida y segura para su aprendizaje y desarrollo.

Favorecer el contacto y la socialización entre los niños más pequeños. La oportunidad de estar con otros niños, sin dejar de estar con mamá o papá, se torna sumamente importante en cuanto a la estimulación que reciben los niños de los propios niños. A su vez, resulta un ensayo para comenzar a estar en un ámbito diferente al de su hogar, acompañando el proceso de separación previo a la entrada oficial del niño al Jardín de Infantes.

La frecuencia es de una vez por semana cada taller, con una duración de 45 mintuos.